La finalización de la educación media (CINE) es considerada cada vez más como el requisito mínimo para una completa participación socioeconómica, tanto en los países de la OCDE como a nivel más general (OCDE, 2015a). La educación media permite a los estudiantes consolidar y profundizar las competencias necesarias para continuar con la educación superior o ingresar en el mercado laboral.

Además contribuye a un círculo virtuoso de mayores tasas de empleo, generación de ingresos, recaudamiento de impuestos e inversión y a mejores condiciones de salud, menos criminalidad y mayor compromiso cívico. El mejoramiento de la calidad y la cobertura de la educación media en Colombia podría crear grandes beneficios para las personas, la economía y la sociedad en general.

Educación media en Colombia

En Colombia, la educación media tiene una duración de dos años y en teoría está dirigida a los estudiantes entre los 15 y 16 años (grados 10 y 11). Esto ubica a Colombia en el extremo inferior del espectro; en la mayoría de países de la OCDE, la educación media dura entre tres y cuatro años y generalmente, está dirigida a estudiantes hasta los 17 y 18 años.

La cobertura está aumentando permanentemente, a pesar de que los niveles de acceso y la calidad siguen siendo bastante inferiores comparados con la mayoría de países de la OCDE. Aproximadamente el 40% de adultos jóvenes (entre 25 y 34 años) han obtenido el título de educación media respecto a solo el 16% de personas entre los 55 y 64 años de edad (UNESCO-UIS, 2015a; OCDE, 2015b).

Entre los años 2002 y 2012, la tasa neta de cobertura aumentó en un 10% y el acceso a la educación media en todas las instituciones públicas es gratuito desde el 2012, en un intento de ampliar la participación. No obstante, el 41% de tasa neta de cobertura es un indicador bajo en comparación con la mayoría de países de la OCDE, y las evaluaciones nacionales e internacionales sugieren que los estudiantes no están adquiriendo las competencias necesarias para el mercado laboral ni para seguir estudiando.

Aproximadamente el 36% de los jóvenes entre 15 y 19 años no recibe educación formal alguna; cifra que representa más del doble del promedio de la OCDE el cual es el 13% (OCDE, 2015b). Ningún país puede permitirse la exclusión de tanta población joven de su banco de talentos.

Si bien, el Ministerio de Educación Nacional (MEN) ha propuesto reformas para la educación media, existe una falta de acuerdo respecto a la dirección de cambio y los recursos para apoyar las mejoras son limitados. El desafío que enfrenta Colombia es cómo transformar un sistema que ha sido creado para brindar acceso a la educación superior a una pequeña cantidad de estudiantes, en un sistema que provea una experiencia de aprendizaje que cumpla las diversas necesidades de todos los estudiantes, dentro de una sociedad y economía que cambian rápidamente.

Educacion media (Video)

Contexto y principales características

Colombia muestra brechas significativas en la legislación y las normas encargadas de la educación media (Gómez et al., 2009; MEN, 2013a). La constitución del año 1991 garantiza la educación como un derecho para todos los colombianos y proporciona el marco legal de la educación media, así como de los demás niveles educativos.

La constitución y la legislación del año 2001 que descentralizaron el sistema de educación, le atribuyen al estado a nivel central, departamental y municipal la responsabilidad de la educación en todas las instituciones públicas, incluida la educación media, pero no definen claramente las funciones de los diferentes actores involucrados, particularmente del sector privado.

Educación media en Colombia2

La Ley General de Educación del año 1994 define la educación media como el tercer nivel de educación formal que debería durar dos años y representar la consolidación y desarrollo de lo que se ha alcanzado en el educación básica (CRECE, 2012). Dicha ley carece de claridad en lo concerniente a las diferencias entre la educación media y la educación básica, particularmente su función como puente hacia el trabajo, la continuación del aprendizaje y una vida adulta productiva.

Además, la legislación en los últimos 20 años no ha sido modificada para reflejar las nuevas demandas de educación media creadas por el aumento en el número de matrícula y el desarrollo socioeconómico. Como resultado, la mayoría de los estudiantes, padres de familia y maestros consideran la educación media como una etapa opcional de la educación básica secundaria con un valor limitado y uso específico.

Modernización de la educación media en Colombia

De acuerdo con el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014: “Prosperidad para todos”, el gobierno busca desarrollar un nuevo programa de políticas para la educación media, en el cual se comprenda la importancia que esta tiene para la educación de los individuos y para el desarrollo nacional.

El gobierno ha financiado múltiples estudios y consultas con actores sociales clave, como las secretarías locales de educación, expertos nacionales e internacionales, el sector privado, instituciones de educación superior, el Servicio Nacional de Aprendizaje, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, profesores, rectores y jóvenes. Los estudios se han enfocado en una amplia variedad de temas que incluyen el currículo, la orientación vocacional, la financiación y la educación rural.

Educación media en Colombia3

Como resultado, se adelantó la propuesta de Modernización de la Educación Media, la cual tiene como objetivo general mejorar las oportunidades de los jóvenes en cuanto a educación y sociedad. Uno de los aspectos más significativos de la propuesta fue la recomendación de que este nivel de educación fuera obligatorio y de que se implementara un grado 12, dado que los estudiantes en Colombia abandonan el sistema de educación con menos edad y años de escolarización que sus pares en los países de América Latina y miembros de la OCDE. La iniciativa también busca:

1) mejorar las condiciones para garantizar el acceso de los estudiantes, la permanencia y los buenos resultados en la educación media por medio de mejor infraestructura, entornos de educación y la focalización en grupos específicos de estudiantes; 2) garantizar la calidad de los programas de educación media al redefinir el contenido docente y pedagógico, con un enfoque en cuatro pilares (competencias básicas y sociales-afectivas, estudios prácticos y aplicados, servicio cívico y orientación profesional); 3) fortalecer la docencia de educación media por medio de mejores cualificaciones y desarrollo profesional; y 4) mejorar la gestión de este nivel mediante la coordinación entre el ministerio, las secretarías de educación y las instituciones, modificando las normas y la legislación que rigen este nivel de educación.

Gestión y financiación

Mientras la mayoría de aspectos de la gestión y financiación de educación media son similares a los de la educación básica y comprenden la misma legislación y normas que figuran en los Capítulos 1 y 3, algunas características distintas deben ser consideradas. Como primer punto, las funciones y responsabilidades de los actores de nivel local y educativo son particularmente importantes en la educación media.

Las secretarías locales de educación son legalmente responsables de crear instituciones de educación media con base en la demanda de la comunidad y la disponibilidad de la infraestructura escolar. A pesar de que este es el caso en todos los niveles, el criterio para establecer o ampliar los colegios es particularmente importante para uno de los subsectores que aún sigue en desarrollo y que aún no es obligatorio.

Los colegios también tienen responsabilidades adicionales, en particular en términos de fomentar relaciones con instituciones de educación superior y el sector productivo. Su capacidad para llevarlo a cabo y la habilidad de las secretarías de educación para apoyarlos afectan considerablemente la calidad de la enseñanza y varían bastante en todo el país (CRECE, 2012).